La leyenda del gallo de Barcelos

Barcelos es una ciudad portuguesa, localizada en el Distrito de Braga, esta ciudad es famosa por su belleza, color, actividad, vida y cultura. La ciudad está llena de monumentos que representan su historia, y sus paisajes sublimes conjugan en armonía al hombre con el medio y la tradición.

Sin embargo, Barcelos también es reconocida por “El gallo de Barcelos”, que es una identidad para la región y para todo Portugal, su colorida cresta adorna las tiendas de souvenirs desperdigas por todo el país, pero especialmente en esta localidad.

Barcelos

La leyenda del Gallo de Barcelos inicia así…

Había una vez un peregrino gallego que salía de Barcelos con dirección a Santiago de Compostela, antes de poder dejar la ciudad, fue acusado de haber robado el dinero de un terrateniente, por lo que fue condenado a la horca. El condenado, como última voluntad, pidió ser llevado ante el juez, quien, en ese preciso instante estaba comiendo un gallo asado.

Gallo de Barcelos

El peregrino le dijo al juez que quería probar que era inocente, pero el juez lo ignoró. El peregrino replicó nuevamente y dijo que, como prueba de su inocencia, el gallo se levantaría y empezaría a cantar, pero el juez lo ignoró e hizo el plato a un lado. Entonces pasó algo increíble… En el preciso momento en que el acusado estaba siendo ahorcado y ante el asombro de todos ¡el gallo se levantó y cantó! El juez, asombrado, reconoció su error y corrió hacia la horca, cuando llegó ahí, descubrió que el gallego se había salvado porque un nudo estaba mal hecho. Entonces el gallego fue liberado y se fue inmediatamente del lugar.

Souvenirs del Gallo de Barcelos

Años más tarde, el peregrino volvió a la ciudad para esculpir el crucero del “Señor del Gallo”, que hoy día, se puede admirar en el Museo Arqueológico de Barcelos.

Interesante ¿cierto? ¿Les gustó? Espero que si.

Saludos y nos leemos la próxima.


Entradas destacadas
Entradas recientes