Cuna de tierra, una historia de vino

Las regiones vitivinícolas de México no son únicamente las de Baja California o el Valle de Guadalupe; lo que poca gente sabe es que hay otros 13 estados que también producen esta bebida, entre ellos Guanajuato, que más allá de sus callejones, el cerro del Pípila o San Miguel de Allende, también es productor de vino.

Cuna de Tierra

Nuestra historia se remonta a la llegada de los españoles, quienes plantaron vid en varias regiones del país. Años después, para proteger la industria española, el Rey Felipe II ordenó la destrucción de los viñedos mexicanos, pero en el municipio de Dolores Hidalgo (cuna de la Independencia), sobrevivió “Cuna de Tierra”.

Cuna de Tierra

Esta historia se empezó a escribir alrededor del año 1989 y se escribió con tierra, vid y barricas; cuando Don Juan Manchón padre y Don Ignacio Vega plantaron las primeras vides, que originalmente se utilizaban para la elaboración de Brandy; con el paso del tiempo, el negocio desapareció y con él, los viñedos, el único que se conservó fue “Cuna de Tierra”.

Vista de los viñedos

Con el paso del tiempo, Cuna de tierra se ha ido consolidando como una de las mejores casas vitivinícolas del país, por ejemplo, en 2013, el vino “Cuna de Tierra”, recibió la medalla de Bronce internacional, en la primera presentación en el concurso internacional DECANTER.

El trabajo dignifica, y el trabajo realizado con pasión y empeño nos hace permanecer.


Entradas destacadas
Entradas recientes