Las momias de Guanajuato

En muchos cementerios de México, se necesita un pago por el derecho a sepultura, para así mantener la tumba con los restos del difunto. Cuando una tumba es abandonada, las autoridades ordenan la exhumación de los restos, a fin de liberar la tumba y que el espacio pueda ser utilizado para otro difunto.

Guanajuato, México

Este fue el caso del Panteón Municipal de Santa Paula en Guanajuato, ubicado al sur del Cerro Trozado. El Panteón Municipal de Santa Paula fue inaugurado el 13 de marzo de 1861, de aquí, de sus entrañas provienen los cuerpos momificados que actualmente se exhiben en el Museo de las Momias de Guanajuato.

Todo inició así… El 9 de junio de 1865 fue exhumado el cuerpo del médico francés Remigio Leroy, el cuerpo había estado sepultado en el nicho 214 de la primera serie del Panteón. Ante el asombro de los sepultureros y del resto de las personas ahí presentes, el cuerpo estaba momificado. Desde entonces y hasta 1958 continuaron los descubrimientos de cuerpos preservados de esta forma.

Mudeo de las Momias de Guanajuato

El cuerpo de Leroy fue el primero en ser exhumado y también fue con el que se inició la “colección”. En un inicio, las visitas a las catacumbas del Panteón de Santa Paula se realizaban de manera clandestina, pero eso ha cambiado con el tiempo; hoy en día el Museo de las Momias de Guanajuato exhibe poco más de 100 momias.

Las Momias de Guanajuato han generado un gran interés a nivel mundial, ya sea para conocerlas o investigar los motivos de la momificación, que, a diferencia de otras en el mundo, estas se han momificado mediante un proceso natural. La momificación se debe a las condiciones especiales del subsuelo y también a la presencia de nitratos y alumbre.



Entradas destacadas
Entradas recientes