El delicioso sabor de Michoacán

Hoy vamos a celebrar una de las maravillas gastronómicas de mi bello país.

Michoacán es uno de los estados más hermosos de México, su impresionante arquitectura, legado histórico y vida artística, son características que lo hacen destacar.

La variedad geográfica de Michoacán ha dado como resultado una amplia oferta culinaria, la comida es exquisita, en estos platillos conviven sabores tradicionales, ribereños y aromas de la costa.

Michoacán

Lo ideal para estimular el apetito es un aperitivo y la charanda es ideal, para botanear el queso ranchero y unos charales de Pátzcuaro son el complemento perfecto. Ahora les cuento sobre algunos de mis platillos favoritos.

La sopa tarasca esta hecha a base de frijoles, puré de jitomate y chile pasilla seco, hay que acompañarla con tiritas de tortilla fritas, queso cotija, crema, epazote y chiles serranos picados.

Lago de Pátzcuaro

Las corundas, tienen una leyenda particular: se dice que eran el platillo favorito del emperador purépecha Caltzontzin, quien sólo las comía en ocasiones especiales, por esa razón también se les conoce como “panecillos del palacio”. Son un tipo de tamal con forma triangular, se acompañan con queso, crema y rajas.

Cuando se habla de la gastronomía michoacana, es obligado hablar de las “carnitas estilo Michoacán”, el municipio de Quiroga tiene una mención honorífica. Se preparan en grandes ollas de cobre hechas en Santa Clara del Cobre, se sirven en tacos, con tortillas de maíz, cilantro, cebolla, salsas y jugo de limón.

Carnitas estilo Michoacán

Los uchepos, son tamales de elote tierno, su sabor es dulce, pero se pueden servir con salsa verde o roja, con queso cotija y crema; si se sirven como postre, se acompañan con leche condensada. Siguiendo con la parte más dulce de la comida y -tal vez-, una de las que más se disfrutan, hay que hablar del Mercado “Valentín Gómez Farías”, también conocido como “el mercado de dulces y artesanías”, la oferta de dulces tradicionales es impresionante.

La ciudad de Zamora nos regaló los “chongos zamoranos”, la receta de este postre nació en la época virreinal y su creación se atribuye a las monjas.

Nieve de pasta

El ate es originario de España, fue traído a Morelia por las monjas dominicas. Se elabora con la pulpa de alguna fruta como la guayaba, azúcar y se puede acompañar con queso. Finalmente, para el calor lo ideal es una nieve de pasta, originaria de Pátzcuaro, se caracteriza por su consistencia cremosa, y toques de canela, vainilla, almendra y miel de maíz.

Definitivamente comer es uno de los placeres más grandes. Ahora quiero saber sobre su comida favorita.


Entradas destacadas
Entradas recientes